27/4/14

EL MENÚ DE MI COCINA

El Menú De Mi Cocina
Cuando visitamos algún restaurante lo primero que buscamos es el menú. Las diferentes categorías de alimentos, aperitivos, bebidas, caldos, ensaladas, postres. Esta es la guía para saber de acuerdo a nuestro antojo, lo que esta disponible y escoger lo que vamos a ordenar. Entonces ¿Porqué no hacemos lo mismo en nuestras casas?
De acuerdo a nuestras posibilidades y tiempo para preparar la comida, empezamos algunas el día antes a planear que se va a cocinar, el día siguiente. Las habichuelas, los guandules u otros granos secos, lo ponemos en agua para que se ablanden, antes de pre-cocinarlos, o los compramos enlatados, para facilitarnos parte del proceso. Los vegetales, se pueden comprar frescos diariamente, algunas sazonamos las carnes el día antes, u horas en antelación a cocinarlas. Muchas veces se nos hace pesado, por  causa de nuestras ocupaciones, cuando no tenemos al alcance algún ingrediente,  y el salir de nuevo de compras nos demora, en la preparación.

Desde que amanece en la cocina dominicana, se comienza por el desayuno y ya tenemos las habichuelas listas para ablandarlas, en lo que limpiamos la casa, lavamos la ropa hacemos mas piruetas que un payaso, lavando, fregando, majando el sazón, juntando el fogón, otro ojo a la ropa, mueve la carne, sube el arroz. Todo este maratón; para tener la comida lista al mediodía. Ya finalmente en lo que reposamos, nos tomamos el cafecito, de nuevo hay que hacer. Ahora a planear que se va a cenar.
Almacenar en nuestro refrigerador lo que necesitemos de uso inmediato no es mala idea y más si esto nos ahorra tiempo. Al tener disponible aceite, pasta de tomate, aceitunas y alcaparras, vinagre, u otros productos embotellados, el sofrito o sazón batido y refrigerado para unos cuantos días. También nos facilita los viajes de ultimo minuto al súper o colmados.
Mentalmente preparadas, vamos a preparar un menú. ¡Manos a la obra! Simplemente comienza por lo que a tu familia en general le gusta comer, los días y el tiempo que puedas acomodar para ser creativa en tú cocina. Esto no quiere decir que debes estar metida en la cocina todos los días, es solo para que tengas  una idea clara, de los gustos y caprichitos gastronómicos de tu familia.

Años atrás, asistí como invitada a la casa de una amiga. Rica toda la comida el ambiente y el trato. La señora madre de mi amiga era profesora, en ese entonces. Me sorprendió mucho un letrerito que tenia en su cocina y hasta en cierta forma gracioso, y peculiar para mi, yo muy amante de la cocinadera, también agobiada por el trabajo y el tiempo. Me di cuenta la esclavitud a que todas nos vemos sometidas en querer alimentar a nuestras familias. En resumen decía: “Cocina Cerrada Los Domingos”.
Lo que quiero decir con toda esta redundancia es, planear por anticipado. ¡Tiempo!  Recuerden es la clave. Así nos sentiremos más motivadas y menos agobiadas cuando cocinemos. Porque para cocinar hay que estar buen humor.

Al estilo Dominicano como comienza y termina el día.

Desayuno:
Empezando por el café, chocolate caliente o un té con pan o arepa de maíz. Yaniqueques, pastelitos, mangú con huevos o salami, avena caliente, maicena, revoltillo de huevos con víveres, casabe con aguacate, etc. Ponche de huevos, Otros servidos en restaurantes, comedores o fondas familiares, cocido, mondongo, víveres con carne. “Salir sin desayunar es como salir desnudo a la calle.”

Almuerzo o La Hora de la Comida:
El mediodía. Entre 12:00 p.m. y 2:00 p.m. Casi todo se paraliza. La mayoría de los comercios cierran sus puertas, las escuelas terminan su horario matutino, los noticieros de la radio están en su segunda tanda, es cuando el calor y el sol están en su punto. Las carnes guisadas con arroz y habichuelas, moros, locrios, asopaos, todo lo que contenga arroz es lo que mas se consume acompañados de ensaladas, guineos, aguacate o fritos maduros. Esta es la hora sagrada para comer los alimentos más importantes y pesados del día, además de la siestecita aunque sea en una mecedora y el cafecito para recargar las baterías y seguir con la rutina.

Cena:

Esta a veces es ligera o pesada según se sienta el hambre. De nuevo los víveres sino se comieron en la mañana y sus diferentes compañas. Panes, arepas u otros cereales preparados con azúcar. Sopas o sancocho. Los espaguetis con pan, frikitakis, gabiao, chicharrones, tostones,  chimichurri y muchísimas mas opciones sin dejar de lado  los restaurantes, fritureras.

Esmirna Rivas Tejeda© 2005

No hay comentarios: